FamiliasHay ciertos momentos en la vida por los cuales el núcleo familiar cambia de forma. En el buen psicólogo te ofrecemos la posibilidad de ayudarte adaptarlos o reestructurarlos.

El acuerdo en mediación familiar no tiene por qué ser necesariamente justo desde el punto de vista jurídico. El mediador facilita un acuerdo consensuado entre las partes que no tiene obligatoriedad jurídica de cumplimiento, y que está basado en optimizar los pactos a los que las partes están dispuestas a llegar por el beneficio mutuo.

Ejemplos de mediación familiar que se nos presentan hoy en día son los relacionados con herencias, acuerdos de padres e hijos, disputas entre hermanos… ¿Crees que hay algo que se puede mejorar en tu familia y no sabes cómo?  Llámanos sin compromiso para que te podamos orientar.