comunitaria

¿Qué es la Mediación?

La mediación es un Método Alternativo de Resolución de Conflictos mediante el cual las personas resuelven sus disputas sin derivar la solución a la vía judicial.

Para ello, El buen psicólogo crea un espacio neutro donde las personas puedan resolver sus disputas sin tener que ir a juicio. Mediante sesiones (individuales y/o grupales)  acompañamos y ayudamos a que las diferentes personas puedan exponer sus opiniones y posibles soluciones libremente. Poco a poco se irá realizando un acuerdo por escrito donde se describan las soluciones más justas y adecuadas para resolver el conflicto. El buen psicólogo hace de mediador, manteniendo en todo momento una actitud neutral y sin poder decisión. El mediador se encarga de dirigir la negociación y de facilitar el acuerdo entre las diferentes personas.

 

 

¿Qué Ventajas tiene?

  •   Económicas: evitamos el proceso judicial
  •   Rapidez: el proceso suele durar lo que las partes y el mediador crean necesario, no superando tres meses (o seis sesiones) desde la fecha de sesión inicial.
  •   Resultados mutuamente satisfactorios: el mediador escucha a las diferentes personas con especial atención, teniendo en cuenta las opiniones de las diferentes partes que componen el proceso y preocupándose de que cada una de ellas se sienta bien con el resultado.
  •   Empoderamiento personal.
  • Voluntariedad: todas las partes implicadas deben estar de acuerdo para comenzar el proceso de mediación para que éste sea más satisfactorio.

 

¿Es necesario recibir Asesoramiento Jurídico antes, durante o después de la mediación?

Es aconsejable un asesoramiento jurídico independiente para que la persona que va a mediación tenga toda la información necesaria sobre las cuestiones legales. Por ello, podemos decir que nuestro servicio es  completo y eficiente ya que, El buen psicólogo, colabora en estos casos con “Herrero y Pascual Abogados”

La labor del mediador es la de ofrecerte un espacio donde poder contar todo lo que te inquiete o preocupe con respecto a la situación que tratas de solucionar, creando un ambiente donde sea posible la comunicación y facilitando que se pueda llegar a soluciones que faciliten la convivencia.  Una vez adoptados todos los acuerdos sobre los temas tratados, se redacta un documento donde se recogen -en un lenguaje claro y asequible- los acuerdos a los que han llegado las diferentes personas que han participado en el proceso de mediación.

La labor del abogado consiste en dotar de validez y forma jurídica al documento firmado en la última sesión de mediación; este documento, dependiendo del caso, será  un contrato entre las partes, un convenio regulador de divorcio, un acuerdo comunitario, etc. y, si fuera necesario, el abogado llevará a cabo la tramitación judicial. También se realizará un seguimiento por el abogado durante el proceso de mediación para evitar soluciones que no cumplan los requisitos legales.

Tipos de mediación:

1.-  Mediación intrajudicial
Mediación que parte de un procedimiento judicial que ya estaba en marcha. En este tipo de mediación, el Juez decide cuál es el momento adecuado para derivar al proceso de mediación a las personas contrarias.
2.- Mediación extrajudicial
Es aquella en la que, sin haber iniciado un proceso judicial, las personas enfrentadas deciden acudir a un mediador cualificado para resolver sus diferencias.

Comunitaria

Comunitaria

Resolución de conflictos en comunidades vecinales.
Familias

Familias

Gestión de acuerdos favoreciendo la estructura familiar
Divorcios

Divorcios

Resolución de conflictos de pareja mediante acuerdos mutuos